Seguro que has oído hablar alguna vez de la Reflexología Podal Madrid. Y no es de extrañar, ya que este tipo de terapia es eficaz contra multitud de trastornos de nuestro cuerpo y mente. Por eso desde Centro Dharma queremos desvelarte qué es y para qué se utiliza. La reflexología podal Madrid es una herramienta terapéutica  diagnóstica e interpretativa tanto de los signos físicos como emocionales que aparecen en nuestros pies y que indican debilidad del órgano en el que se encuentran, se haya manifestado ésta en forma de enfermedad o síntoma en algún momento o no.

  Me he dado cuenta que cada vez vienen más personas a terapia aquejadas y en cierta manera angustiadas por la ansiedad. Se manifiesta principalmente como un sentimiento de miedo y preocupación. En definitiva es una respuesta natural del organismo para responder a determinadas situaciones que nos abruman en momentos cotidianos pero debemos considerarla como una gran señal de alarma que manifiesta que algo está pasando en nuestro organismo. La ansiedad se puede manifestar de distintas formas: Nerviosismo, preocupación, obsesión, sudoración, trastornos digestivos, taquicardias, respiración acelerada, insomnio, etc. Para la persona que la padece no es fácil encontrar los motivos que originan estas desagradables sensaciones.  Si se toma un tiempo para ella, desconecta de las interferencias de la rutina y se centra en escuchar a su cuerpo,  estará dando un gran paso. Si a esto le sumamos la ayuda que puede proporcionarle la Reflexología Podal  el resultado será muy positivo.

Me pregunto si he cambiado en la noche. Déjame pensar.

¿Era la misma persona cuando me levante esta mañana?

Casi pienso que puedo recordar sentirme un poco diferente.

Pero si no soy la misma, la siguiente pregunta es

¿quién soy en el mundo? ¡Ese es el gran puzzle!

Alicia en el País de las Maravillas

Diferentes partes de nuestro cuerpo contienen un mapa en el que se ven reflejadas las experiencias de vida que nos han marcado de una u otra forma, las predisposiciones a padecer ciertos trastornos, y aquellas emociones que sentimos con mayor frecuencia y que pueden condicionar nuestra forma de percibir el mundo. Y, de igual modo, existen diferentes técnicas que nos ayudan a identificar todas esas marcas que han quedado de dichas experiencias, emociones y herencia genética. En el curso de Técnicas Reflejas, aprenderemos a trabajar con la reflexología (podal, de manos y de cara), el masaje metamórfico y la auriculoterapia. Comenzaremos nuestra andadura con la reflexología, que es una técnica que ayuda a desentrañar e interpretar todas aquellas “señales” que se nos muestran en pies, manos y rostro, impulsando al cuerpo a encontrar las vías para activar su propia curación.