Reflexología Podal

Reflexología Podal
¿Te ha gustado?

LA MAGIA EN NUESTROS PIES

Comienzo esta reflexión confesando que soy una enamorada de la Reflexología Podal.

Tengo la gran suerte de disfrutar de esta hermosa técnica desde que conocí la Reflexología, esto me ha dado la oportunidad de  descubrir cada día la magia que reside en nuestros pies.

En nuestros pies están registradas nuestras facultades, dificultades, limitaciones y a través de ellos podemos leer el estado físico y emocional de la persona, interpretando las señales que configuran su morfología, callosidades, grietas, lunares, los conflictos que se producen entre lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos quedan reflejados en el mapa de nuestros pies.

Una de las cualidades de esta técnica es que actuando sobre el pie facilitamos el equilibrio físico, así como la toma de conciencia de limitación emocional que originaba el desequilibrio. Con pases suaves o más profundos, dependiendo lo que necesite la persona en ese momento, se va actuando sobre las zonas reflejas de los órganos del cuerpo consiguiendo la Relajación que es Indispensable para el buen equilibrio y funcionamiento de la salud, disminuyendo el estrés y el agotamiento.

También hay que tener en cuenta la depuración que gracias a la reflexología se produce tras la activación de todos los órganos excretores, teniendo como resultado, la activación de los mecanismos naturales de depuración que favorecen la eliminación de toxinas.
La reflexología podal facilita un reequilibrio energético de todo el organismo, logrando que la energía fluya por los meridianos y que al circular movilice los órganos y sus funciones, así como las emociones, que son el asiento de los problemas físicos.

He observado en las personas que he tratado que se produce una liberación emocional, ya que ayuda a cada órgano a liberar su emoción correspondiente:

Por ejemplo uno de los asientos de la rabia se encuentra en nuestro hígado. La preocupación que se aloja en nuestro estómago. La tristeza que reside en los pulmones. El aburrimiento que alberga en el corazón. Al mejorar éstos órganos también mejorarán las vísceras complementarías.

Una sesión de reflexología podal influirá en un mejor funcionamiento del sistema inmunológico y por lo tanto ayudará a que las defensas naturales del organismo se restablezcan.

Las personas tratadas, conectan con un sentido de transcendencia producido al llegar a sentir que están siendo atendidas todas sus partes, mucho más allá del funcionamiento físico.

El pie es una estructura funcional perfecta y como parte de un ser vivo hay que tratarlo con respeto, es decir, hay que saber realizar un buen trabajo reflejo, para no dañar esa obra tan maravillosa que son nuestros pies.

Para mi ser Reflexóloga es aplicar en la terapia todos los conocimientos adquiridos en la técnica aprendida canalizando toda mi energía. Pero también, trato de desarrollar la conciencia día a día de lograr generar una gran capacidad de confianza, sensibilidad, concentración y empatía hacia la persona que tengo delante, aprendiendo todo de cada pie que conozco, produciéndose una conexión mágica. 

Trato cada pie como una obra de arte en la que debo sentir con todo el Ser, tratando de lograr estar día a día con plena confianza en el aquí y ahora.

Pero ésto no ha hecho más que empezar… Es mi deseo continuar estudiando, aprendiendo, esforzándome en dar y recibir lo mejor, ya que considero que no hay otra manera de hacerlo si quiero ser la
Reflexóloga en la que me quiero convertir.

Por todo ésto, sólo me queda dar las gracias a las personas que me confían sus pies, ya que juntas, tratamos de conseguir encontrar la armonía, el equilibrio y la conexión.

Un abrazo con todo mi cariño,

Rosa María González Ramírez, experta en Reflexología Podal

No hay comentarios

Publica un comentario