Prevención como Herramienta

Prevención como Herramienta
¿Te ha gustado?

La salud constituye una de las grandes preocupaciones de la vida, puesto que, a pesar de que nuestra naturaleza sea tener una gran vitalidad, somos sensibles y a veces vemos mermado nuestro bienestar. En esos momentos nos preguntamos qué podemos hacer para restablecernos. En los últimos tiempos se viene observando un aumento de la búsqueda de tratamientos naturales, alternativos y complementarios para prevenir caer en la enfermedad y aliviarla. Estas tratamientos y terapias contribuyen a reducir la intensidad y frecuencia de molestias, aliviar el malestar y prevenir complicaciones más graves.

Dentro de la prevención conviene recordar asentar en nuestra vida prácticas saludables que todos ya conocemos pero que olvidamos integrarlas en nuestra día a día por dejadez, falta de tiempo y falta de voluntad. Al tratar el concepto de terapias naturales para prevenir enfermedades  debemos ser responsables con nuestro organismo, cuidándolo, revitalizándolo y teniendo en cuenta las leyes naturales que lo gobiernan. Recordemos la máxima de “más vale prevenir que curar”.

La naturaleza es nuestra compañera. Volver a ella y tratar de comprenderla es uno de los requisitos que todo ser humano debería cumplir para poder vivir en paz consigo mismo y protegerse de las enfermedades. Esa actitud es saludable y aconsejable.

Vivimos en una época marcada por los cambios producidos no solo por los avances tecnológicos en medicina, sino también por los profesionales de la salud, pues tanto los enfermeros como los médicos se sienten atraídos e interesados por las propuestas de las terapias naturales.

Muchos sanitarios, haciendo uso de su libertad apoyan sus tratamientos con las terapias alternativas, fomentando la prevención con ellas y haciendo tomar conciencia a las personas de que debemos crear un espacio de salud actuando de acuerdo con la naturaleza, en el que la salud (nuestro estado natural) da un plus a la vida. Esto es debido a la suma de miles de experiencias positivas.

Las terapias alternativas, complementarias y naturales no pretenden constituir una guía de autodiagnóstico ni un sustituto de los consejos médicos. Ante cualquier enfermedad debemos consultar a un profesional de la salud para que diagnóstique nuestro problema.

Las terapias manuales nos apoyan en este proceso de cultivar la salud mediante una manipulación de nuestros músculos y huesos para promover cambios favorable en ellos y son capaces de relajar, estimular dando vigor a nuestro cuerpo y mente. Son el complemento perfecto para nuestro bienestar.

Con todo ello y apostando por la prevención y cuidados de nuestro cuerpo y mente, respetando a su vez las leyes de la naturaleza, caminemos por este mundo que nos acoge siendo conscientes de que en las terapias alternativas, naturales y complementarias no existen remedios para la salud ya que la única enfermedad que existe es la ignoracia de la salud.

La vida es alegría y amor. Que esa alegría y ese amor por ella y por todos los seres vivos de este planeta, nos contagie a todos ya que hemos nacido para hacer un mundo mejor para todos.

 

Rosa María González, Atención Personalizada en el Centro Dharma.

 

No hay comentarios

Publica un comentario