Desarrollar la capacidad de Atención

Desarrollar la capacidad de Atención
5 (100%) 1 vote

Hoy en día nos encontramos sumergidos en un deficit de atención generalizado cultural. Vamos de un lado a otro de manera reactiva sin darnos cuenta de que con ello lo único que conseguimos es alejarnos del mejor regalo que nos da la vida, la posibilidad de vivir el presente.

La Atención Plena al momento presente nos permite acceder a la vida con ojos nuevos y disfrutar de cada momento. ¿Cómo podemos comenzar este viaje? Con algo tan sencillo y tan a mano como la respiración, algo que todos tenemos y nos recuerda que estamos vivos. La respiración es una de las mejores maneras de ponernos en contacto con este momento, nos hace conscientes de la participación de este gran indicativo de la vida, del milagro de la vida, del momento Presente.
Cuando inhalo, soy la inhalación… Cuando exhalo, soy la exhalación.
El primer paso es sentir nuestras respiraciones. Para hacerlo cojo aire y mentalmente me digo soy inhalación y al exhalar me digo mentalmente soy exhalación.
También puedo sentirlas dirigiendo mi atención al labio superior mientras inhalo y exhalo, a la entrada de mis fosas nasales o detrás de mi garganta, incluso recorriendo mi cuerpo hasta la base de mi vientre… o sencillamente contarlas de 1 a 10 y vuelta a empezar.
Si mi mente se va vuelvo, vuelvo a dirigir mi atención una y otra vez, sencillamente vuelvo mi atención, este es el ejercicio, vuelvo a mi respiración con sencillez, con gratitud, sin juicio… si te sirve realiza una inspiración profunda cada vez que te observes distraído.
Una vez hemos hecho esto podemos incorporar el siguiente paso….
El segundo ejercicio es recorrer toda la inhalación y toda la exhalación, profundizar un poquito más en ella, serla, sin forzarla, sencillamente seguirla todo el tiempo.
Estar disperso, vagar entre nuestros pensamientos puede ser el caldo de cultivo ideal para desarrollar la concentración. Estudios demuestran que las personas abstraídas suelen ser menos felices que las presentes y atentas. Ejercitar la atención nos ayuda a vivir el presente sin que nuestros pensamientos se vuelvan tan pegajosos.
Algunos beneficios de aumentar nuestra capacidad de atención son:
Mejora la memoria de trabajo y la inteligencia fluida
Ayuda a dejar la rumiación mental (revivir una experiencia negativa una y otra vez o estresarte improductivamente sobre un evento futuro)
La mente divagando tiende a ser menos feliz, la atención plena mejora la depresión, la ansiedad, el síndrome de estrés post-traumático e incluso la disfunción sexual.
Es bueno tener en cuenta que una mente vagabunda nos ayuda a desarrollar de forma conciente la atención y a desarrollar la creatividad, la planificación, la imaginación y nuestras capacidades.
Poder usar las tendencias de la mente para alcanzar un propósito no es lo mismo que permitir que tomen el control. No te castigues por encontrar tu mente dispersa, la naturaleza de la mente es divagar, Utilízala!!
Un abrazo con todo mi cariño y deseando que os pueda ser de utilidad.
Ana Vit
No hay comentarios

Publica un comentario