MY EXPERIENCE WITH TIBETAN SINGING BOWLS I suppose most readers of this blog will be familiar with Tibetan Bowls, yet it was not my case ten years ago. The first I heard of them was when my teenage son suffered from a super-long-episode of acute stress, those symptoms were the cause of physical and emotional blockages which resulted in mild depression and free-floating anxiety. We all had a rough time visiting an incredible number of specialists and including of course psychological therapy. Luckily, someone advised me to take Tibetan Bowls into account. At first, I…I found it so weird that I was reluctant to do it. Nevertheless, I was so desperate that I gave it a try and I must admit that THEY WORKED LIKE A CHARM. I actually found that absolutely impressive, how those simple metal bowls could emit curative vibrations. That fact aroused my curiosity and I read something about them that I would like to share with you all.

"Si fluyes como la vida fluye,

no necesitas otro poder"

El otro día leí una frase que me llamó la atención. Pertenecía al filósofo Plotino y decía así: “Si fluyes como la vida fluye, no necesitas otro poder.” Y pensé a qué tipo de poder podía referirse esta frase. Creo que podría ser ése que nos ayuda a no quedarnos en el pasado, el que nos hace avanzar cada día, en cada situación. La vida no se detiene ante nada ni ante nadie, prosigue su curso....pero la vida no tiene un curso agitado,  simplemente fluye. Somos nosotros los que nos estancamos, porque queremos detener o variar su libre fluir.

Técnicas Reflejas, reflexologia podal, sistema nervioso central

Un vídeo publicado por Ana Vit (@anavit.dharma) el

Así como le hemos dado nuestra validez y aceptación mental a las injusticias, la pobreza, el odio, la envidia...debemos dar nuestro consentimiento a vivir en el fluir, apartándonos de los pensamientos que nos crean tensión.   La vida es sencilla, lo complicado nos ocupamos nosotros de hacerlo así. Afortunadamente tenemos tan cercana una gran maestra....la inteligencia de la naturaleza es lo suficientemente sabia como para no permitírnoslo más allá de nuestra intención. Cada vez que creemos que algo en la vida es complicado, no estamos viendo más que nuestra distorsionada visión de la realidad. Al meditar sobre ello y mirando a mi alrededor me viene a la cabeza la respuesta....pero ¿cómo podemos hacer realidad nuestra naturaleza para que nuestros sueños se manifiesten sin esfuerzo?

  Soy de las personas que opina que todos somos los maestros de nuestro Destino, la vida es dura en muchas ocasiones, compleja, enrevesada... y nos maravilla en otras con su esplendor. Sonia me ha pedido hacer su aportación a este blog. Deseo añadir que para mí es en todo momento ejemplar, y sus valores y voluntad no tienen límites. GRACIAS!! tesoro. En este Blog quiero hablar sobre mi vida…. Quiero compartir con todos, lo que he tenido que pasar para darme cuenta de la persona que soy ahora en este momento de mi vida. Naci hace 40 años en una familia más bien normal fui la pequeña, mi madre me tuvo con 40 años y ya tenía 3 hermanos mayores, mi hermana María Teresa era la mayor con  17 años y mi hermano Juan Carlos con 15 años y Jesús con 11 años y llegue yo, el juguete de la casa… imaginaros fui durante muchos años la pequeña, mimada  y consentida, porque después de nacer al poco tiempo recuerdo muy poco de esa época, tuve Raquitismo y después se dieron cuenta que era que no asimilaba la vitamina D y al tener falta de una vitamina es malo, pero vamos, he sido y soy una mujer muy pero que muy feliz, aunque tengo poca altura por qué mido 1.43 solamente, nunca pero nunca he tenido complejo.  Cuando tenía 8 años fui tía de mi hermana y ahí es cuando empecé a tener celos porque mi sobrino Alberto que vivía en casa con nosotros me destrono de mi reino y deje de ser la pequeña de la casa. Con 14 años de edad, es cuando recibimos el primer palo que nos empezaba a dar la vida, mi hermano Juan Carlos cae malo en el hospital por neumonía y cuando ya se le curó la neumonía es cuando le dio una trombosis cerebral y duró una semana solamente, murió con tan solo 29 años de edad.

  Este post en el blog es muy especial para mí. He pedido a una gran amiga que comparta con todos nosotros su experiencia a día de hoy con un fin muy simple, Dar Sentido. En varias ocasiones ella me ha hecho partícipe de sus intenciones futuras y espero que esta semillita nos ayude a todos a plantearnos la autenticidad, otro punto de vista. Me consta que es la primera vez que ella se comunica por escrito. Este texto merece toda mi admiración, cariño y como siempre los mejores deseos.   Doy gracias a mi gran amiga y compañera de camino Ana, que es faro de luz y guía no sólo para mí sino para muchas más personas por su labor. Me ha animado a escribir y compartir mi experiencia de vida en una enfermedad, el Cáncer, sólo la palabra da miedo y aquí comienza este relato, cuando al me identifiqué con el diagnóstico. Yo era el Cáncer, era la enfermedad aunque pronto comprendería que estaba manifestada en el cuerpo físico por y para algo importante en mi vida, que era necesario cambiar en un nuevo descubrir y aprender desde el Alma.