-Todos pueden viajar en reno o a caballo, pero la más estupenda forma de viajar el sombrero es- Alicia. Como muchos de vosotros sabréis, la Terapia Sacrocraneal es una técnica englobada dentro del marco de la osteopatia que se utiliza para diagnosticar y corregir  problemas de salud surgidos en el Sistema Nervioso Central (SNC) o que están relacionados con él. Se trata de una terapia manual muy natural y realmente agradable que consiste en dar toques suaves y a veces muy sutiles fundamentalmente sobre la cabeza y la columna vertebral. Si tienes dolencias relacionadas con el sistema nervioso de tu organismo, un Masaje Sacrocraneal puede ser de gran ayuda para ti.

 "Puedes alzar la mano y tocar el Cielo"

Las  Terapias Alternativas se van abriendo paso poco a poco en nuestra sociedad. Eran nuestros ancestros los que utilizaban todo tipo de remedios y tratamientos en diversas partes del mundo evolucionando al igual que lo ha hecho la humanidad. Tendemos a olvidar con la misma facilidad que cambiamos nuestros hábitos y costumbres. No hace mucho tiempo los recursos para cuidar de nuestra salud eran naturales y, el uso de las manos y el cuidado de la naturaleza, estaba al alcance de todos y formaba parte de la sabiduría tradicional. Las terapias alternativas forman parte de nuestra cultura. La sociedad occidental ha llevado acabo avances en los laboratorios dignos de los mejores alquimistas, proporcionándonos métodos  de diagnóstico y medicinas que hubieran sido un sueño hace unas décadas. A día de hoy la medicina ha evolucionado muchísimo, gracias a Dios, y hemos tenido unos años que los terapeutas manuales éramos reconocidos por apenas unos pocos que usaban nuestros servicios. Gracias a la comunicación y ampliación de conciencia el ciudadano de a pié va teniendo acceso a otros recursos y la posibilidad de elegir de que manera quiere tratar o prevenir sus molestias.

Hablar de sacro-craneal es hablar de Sutherland. William Garner Sutherland fue alumno de Still fundador de la Osteopatía. Sutherland se preguntó si la forma de los temporales escondía algún secreto y desarrolló durante toda su vida esta herramienta de incalculable valor que a día de hoy está en evolución constante. El sistema nervioso central del ser humano se encuentra cubierto y protegido por las meninges y en su capa externa nos encontramos con la duramadre. La dura madre está adherida a los huesos craneales, primera, segunda cervical y segunda sacro. Sutherland se cuestionó si existía algún movimiento también en estos huesos y diseñó un casco para comprobarlo, puesto que no tenía  forma de comprobarlo pensó que de no existir movimiento no habría cambios. Así que decidió fijarlo y hacer las comprobaciones junto a su mujer. Sus estudios fueron positivos  y dio comienzo lo que para mí fue un gran desarrollo y evolución profesional dentro de la vida de una persona que le llevaron a acompañar y fusionarse junto con lo que él mismo denominó el aliento de vida. Los alumnos de la terapia sacro-craneal desarrollan la habilidad para diferenciar, sentir y acompañar el movimiento de la duramadre transferido a los huesos en lo que se denomina la respiración primaria (puesto que es anterior a la respiración pulmonar), este movimiento hace fluctuar el líquido cefalorraquídeo y con su acompañamiento conseguimos devolver el estado de equilibrio al sistema nervioso central. A esto debemos añadir que la marea es transmitida a todo el cuerpo dibujando lo que yo veo como una perfecta trama, como una tela de araña que une y conecta todas las partes de nuestro cuerpo y nuestro ser.