Seguro que has oído hablar alguna vez de la Reflexología Podal Madrid. Y no es de extrañar, ya que este tipo de terapia es eficaz contra multitud de trastornos de nuestro cuerpo y mente. Por eso desde Centro Dharma queremos desvelarte qué es y para qué se utiliza. La reflexología podal Madrid es una herramienta terapéutica  diagnóstica e interpretativa tanto de los signos físicos como emocionales que aparecen en nuestros pies y que indican debilidad del órgano en el que se encuentran, se haya manifestado ésta en forma de enfermedad o síntoma en algún momento o no.

  La primera toma de contacto entre unas manos y un pie produce múltiples sensaciones: miedo, inseguridad, incertidumbre, incredulidad,... pero, cuando nos dejamos fluir, sucede la magia, comenzamos a confiar en nuestra capacidad y descubrimos que la intención es un elemento importante e imprescindible en el proceso. Hoy hemos aprendido a tocar, pero también mucho más allá de eso: a sentir, a observar, y a interpretar algunos de los signos que los pies ofrecidos nos han mostrado. Igualmente, que un órgano nos puede mostrar un desequilibrio que afecte al aspecto físico, también puede estar mostrándonos un aspecto mental o emocional y, más allá de ello, que esa emoción relacionada, puede estar debilitando a su órgano. De ello, nos habla la maravillosa medicina china, con su teoría de los cinco elementos y con sus relaciones de parentesco madre-hijo o abuela-nieto. Los 5 elementos constituyen una preciosa metáfora de las fases por las que atraviesa la cosecha hasta que da su fruto. Además, cada uno de ellos, está relacionado con una pareja de órganos (o víscera y entraña, como ellos denominan). Así, el elemento madera estaría integrado por el hígado y la vesícula biliar, el fuego por el corazón y el intestino delgado, la tierra por el bazo y el estómago, el metal, por el pulmón y el intestino grueso y el agua, por el riñón y la vejiga.

  Me he dado cuenta que cada vez vienen más personas a terapia aquejadas y en cierta manera angustiadas por la ansiedad. Se manifiesta principalmente como un sentimiento de miedo y preocupación. En definitiva es una respuesta natural del organismo para responder a determinadas situaciones que nos abruman en momentos cotidianos pero debemos considerarla como una gran señal de alarma que manifiesta que algo está pasando en nuestro organismo. La ansiedad se puede manifestar de distintas formas: Nerviosismo, preocupación, obsesión, sudoración, trastornos digestivos, taquicardias, respiración acelerada, insomnio, etc. Para la persona que la padece no es fácil encontrar los motivos que originan estas desagradables sensaciones.  Si se toma un tiempo para ella, desconecta de las interferencias de la rutina y se centra en escuchar a su cuerpo,  estará dando un gran paso. Si a esto le sumamos la ayuda que puede proporcionarle la Reflexología Podal  el resultado será muy positivo.

  SIENTE TUS PIES Y…ABRE TUS PULMONES Trabajando los diferentes aparatos y sistemas en las plantas de nuestros pies, llegamos al respiratorio, sumamente importante y vital. Los pulmones suponrtante emuntorio (órgano eliminador de toxinas) por medio de la respiración.en un impo Este simple acto, para el que no debemos entrenar, ya que lo hemos estado practicando durante la gestación y, más aún, en el último mes, es algo imprescindible para disfrutar de una vida de calidad. Tanto es así, que cualquier interferencia, ya sea esta debida a un exceso de mucosidad, a cualquier reacción inflamatoria o, más aún, a una dificultad de tomar o expulsar el aire, tiene una repercusión en todo el organismo. Los pulmones facilitan la llegada de oxígeno a todas y cada una de nuestras células y, además, realizan un intercambio con el corazón, al que le devuelven la sangre oxigenada para que ésta pueda distribuirse por todo el cuerpo. Su labor es primordial y, junto con el corazón, forma un tándem perfecto que trabaja en armonía.

LA MAGIA EN NUESTROS PIES

Comienzo esta reflexión confesando que soy una enamorada de la Reflexología Podal. Tengo la gran suerte de disfrutar de esta hermosa técnica desde que conocí la Reflexología, esto me ha dado la oportunidad de  descubrir cada día la magia que reside en nuestros pies. En nuestros pies están registradas nuestras facultades, dificultades, limitaciones y a través de ellos podemos leer el estado físico y emocional de la persona, interpretando las señales que configuran su morfología, callosidades, grietas, lunares, los conflictos que se producen entre lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos quedan reflejados en el mapa de nuestros pies. Una de las cualidades de esta técnica es que actuando sobre el pie facilitamos el equilibrio físico, así como la toma de conciencia de limitación emocional que originaba el desequilibrio. Con pases suaves o más profundos, dependiendo lo que necesite la persona en ese momento, se va actuando sobre las zonas reflejas de los órganos del cuerpo consiguiendo la Relajación que es Indispensable para el buen equilibrio y funcionamiento de la salud, disminuyendo el estrés y el agotamiento. También hay que tener en cuenta la depuración que gracias a la reflexología se produce tras la activación de todos los órganos excretores, teniendo como resultado, la activación de los mecanismos naturales de depuración que favorecen la eliminación de toxinas. La reflexología podal facilita un reequilibrio energético de todo el organismo, logrando que la energía fluya por los meridianos y que al circular movilice los órganos y sus funciones, así como las emociones, que son el asiento de los problemas físicos.

Me pregunto si he cambiado en la noche. Déjame pensar.

¿Era la misma persona cuando me levante esta mañana?

Casi pienso que puedo recordar sentirme un poco diferente.

Pero si no soy la misma, la siguiente pregunta es

¿quién soy en el mundo? ¡Ese es el gran puzzle!

Alicia en el País de las Maravillas

Diferentes partes de nuestro cuerpo contienen un mapa en el que se ven reflejadas las experiencias de vida que nos han marcado de una u otra forma, las predisposiciones a padecer ciertos trastornos, y aquellas emociones que sentimos con mayor frecuencia y que pueden condicionar nuestra forma de percibir el mundo. Y, de igual modo, existen diferentes técnicas que nos ayudan a identificar todas esas marcas que han quedado de dichas experiencias, emociones y herencia genética. En el curso de Técnicas Reflejas, aprenderemos a trabajar con la reflexología (podal, de manos y de cara), el masaje metamórfico y la auriculoterapia. Comenzaremos nuestra andadura con la reflexología, que es una técnica que ayuda a desentrañar e interpretar todas aquellas “señales” que se nos muestran en pies, manos y rostro, impulsando al cuerpo a encontrar las vías para activar su propia curación.