La importancia del equilibrio y la nutrición de nuestras vidas y... la asimilación de sus nutrientes. Desde que nacemos emprendemos una lucha por la educación en un sistema de valores arbitrarios al poder de unos pocos, se nos educa para obviar la naturaleza y la intuición, el instinto y su sabiduría, en un intento de cultivar una mente carente de sentidos. Nos nutrimos en un intercambio energético y desarrollamos nuestras capacidades guiados por razonamientos en muchos casos obsoletos que nos llevan al sufrimiento. Continuamente edificamos estructuras de defensa contra nuestra naturaleza y entonces aparecen el dolor y la incomodidad, avisos naturales de tensiones desatadas y negamos su evidencia sufriendo a la espera de un momento mejor. Nutrimos nuestra mente, nuestras emociones y nuestro cuerpo en un intercambio, hambriento? Reflexiono sobre esto, maduro e intento proyectarlo a las diferentes áreas de la vida.