Hola amigos, Cuando he comenzado a dar clases me he encontrado con tener que dar respuesta a diferentes ramas de estudio que nos llevan a trabajar con el paciente como terapeuta holístico.

Mis primeros estudios y los que se mantienen desde un principio tienen que ver con el cuerpo físico, poco a poco fue apareciendo delante de mis ojos un mundo emocional y con ello mis estudios avanzaron hasta llegar un día al cuerpo mental y espiritual.

Yo misma comparto clases en Dharma que llevan a los alumnos a unificar todos los campos. Aprendí y aprendo cada día de observar a las personas como un conjunto de todo activo, la vida como Unidad.

  Hay escuelas como la Osteopatía que integran todos los campos, unificando la estructura, la función y la emoción, el alma, con el ánimo de devolver a la persona al estado de salud natural, restaurando el equilibrio. Pensar, sentir y hacer serían verbos adaptados a cada uno de estos campos y cuando hacemos conscientes a las personas de ello sólo tenemos que acompañar este proceso como terapeutas, aplicando las técnicas de una forma sencilla y natural, como si de una danza se tratara.